SE TIENE QUE DECIR

Reforma electoral en Chihuahua ¿es tan urgente?
Por CACHO

No se sabe a ciencia cierta qué es lo que motivó al gobernador Javier Corral Jurado a plantear una reforma de corte electoral, podría decirse, a último minuto pues falta solamente un año para que Chihuahua elija gobernador, 33 diputados al Congreso del Estado, 67 alcaldes con sus respectivas planillas de regidores e igual número de síndicos.
No parece que hubiera tenido cuatro años previos para semejante ocurrencia. ¿O pretendió un albazo?
En fin, no le ha resultado favorable el panorama, luego que el lunes 8 del presente mes, Corral presentara su propuesta al Congreso estatal, muchas han sido las reacciones en contra, de los partidos políticos y de los diputados en la Legislatura local.
Con la propuesta sobre la incorporación de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) para todos los partidos en el estado, se incendió la arena política. ¿Por qué? Simplemente, no fue una cuestión consensuada con los institutos políticos, y al parecer tampoco al Instituto Estatal Electoral, que tendría que organizarlas.
Las elecciones primarias propuestas por el gobernador tienen las siguientes características:
—Primarias, porque “se plantean dos grandes momentos desde la participación ciudadana en el proceso electoral constitucional”; siendo el primero cuando inician las contiendas electorales y la ciudadanía decide cuál candidato es de su preferencia y el segundo, cuando definen a quién otorgar su voto para el cargo.
—Abiertas, porque en la elección pueden participar todas las personas inscritas en la lista nominal de electores, sean o no miembros afiliados a un partido.
—Simultáneas, pues en un mismo día y horario se llevarán a cabo las elecciones; esto, además, significa que las y los candidatos tendrán el mismo periodo de precampañas. Y al entregarse una sola boleta con todas las precandidaturas, se evitaría la intromisión de actores externos que busquen distorsionar o comprar votos.
—Obligatorias, pues “sólo podrán contender en la elección general las candidaturas, provenientes de partidos políticos o independientes, que hayan participado en las elecciones primarias y resulten ganadores, siempre tomando en cuenta que el voto de la ciudadanía es voluntario”.
De acuerdo con los impulsores de dicha reforma, esto evitaría el llamado “chapulineo” en la búsqueda de puestos de elección popular (como si el senador Pérez Cuéllar, Maru Campos o los alcaldes Cabada de Juárez y Lozoya de Parral, no quisieran buscar ocupar la silla de mayor poder en el estado), se impulsaría la equidad de género, (que ya está contemplada en la legislación vigente).
También se aduce que se quiere impulsar la pluralidad, ¿pues qué cree sr. Gobernador? Hay diversos partidos en el estado: PAN, PRI, PVEM, PT, Movimiento Ciudadano, Morena y Nueva Alianza; además de que cabe la posibilidad de que el PRD y Encuentro Social recuperen su registro. También existen ya las candidaturas independientes.
¿Quiere más pluralidad?
Ahora, la sociedad es lo más importante, no se socializó ni se le preguntó a la ciudadanía, de hecho se desconoce en gran medida el contenido de la reforma presentada al Congreso.
Otra de “las bondades” que promueve Corral Jurado con esta reforma es implicar a los ciudadanos en la elección de los candidatos a puestos de elección en los diversos partidos. Aquí la pregunta que cabe hacer es ¿si en las constitucionales hay un alto nivel de abstencionismo, unas elecciones primarias tendrían aforo suficiente y justificarían el gasto?
Bueno, siendo realistas ese anhelo puede quedar muy lejano, por no decir que es inalcanzable.
Un detalle más, como antes se mencionó, las elecciones primarias tendría que organizarlas el Instituto Estatal Electoral (IEE) y su costo correría igualmente por parte de dicho organismo. ¿Le parecerá cómodo organizar comicios con el presupuesto con el que cuenta? Está por verse.
Ahora, volviendo al título de esta colaboración: esta reforma electoral ¿es urgente? ¿será acaso menos urgente que el ataque frontal a la pandemia que, de acuerdo con los datos proporcionados ayer por la Secretaria de Salud estatal, suman ya 3 mil 152 contagios por Covid-19 y 541 defunciones.
No hay que bajar la guardia, ante la pandemia y subirla ante el pretendido albazo electoral que pretende ejecutar el gobernador Corral, que ya se ve, sólo atiende a lo que le interesa. Por cierto… ¿ya atrapó y encarceló al exmandatario César Duarte? Hace rato que Javier Corral no afirma categóricamente que lo pondrá tras las rejas.
Pues, se tenía que decir… y se dijo.

Mostrar más
Botón volver arriba