DERECHO Y POLÍTICA

En una semana, el presidente perdió la cordura
Por CARLA CABELLO

Ahora sí que se volvió más loco el loco, primero, Andrés Manuel López Obrador expresó que el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), es un organismo que no funciona para muchos, que sólo se creó para acomodar a amigos del ex presidente Vicente Fox, decidiendo que lo convertirá en una secretaría de asuntos sin importancia, a cargo de la Secretaría de Gobernación.
Hasta hace unos días, Conapred se encarga de promover políticas, programas, proyectos o acciones tendientes a contribuir al desarrollo cultural y social; buscaba también, avanzar en la inclusión y garantizar el derecho a la igualdad de las personas.
Además, este Consejo tenía la encomienda de recibir y resolver las quejas por presuntos actos de discriminación cometidos por civiles o autoridades, una práctica bastante arraigada en nuestro país.
No conforme con lo anterior, López Obrador anunció que se convertirá “en el guardián” del proceso electoral 2021, como si no existiera un Instituto Nacional Electoral que se encargue del desarrollo de éste.
Bajo el endeble argumento de que la democracia en México es bastante costosa, el soberano advirtió que se entrometerá en el desarrollo de las elecciones porque simple y sencillamente él no cree en el INE ni en los Organismos Públicos Locales Electorales.
López Obrador no quitará el dedo del renglón porque por primera vez, las 32 entidades federativas tendrán una elección local el mismo día. En 15 de ellas se renovará Gobernador, Alcaldías y Congreso; mientras que en 13 estados cambiarán ayuntamientos y diputados; en dos sólo legisladores locales y en dos más únicamente ediles.
Su estrategia para debilitar al Instituto Nacional Electoral, será ordenarle a la fracción parlamentaria de Morena de la Cámara de Diputados, reducirle el presupuesto para el ejercicio fiscal 2021, pues ya lo calificó como el aparato más caro del mundo y poco transparente en los resultados.
Es peligroso para nuestra democracia el desconocimiento del contenido de la Constitución, o peor aún, actuar contrario a lo que establece conociendo perfectamente su contenido, por ello debe quedar claro que el INE es el árbitro encargado del desarrollo de las elecciones en nuestro país y no debe permitir la intromisión de ningún poder que pretenda manosear el resultado.
Que mi expresión te haga pensar.

Mostrar más
Botón volver arriba