POR LOS RINCONES DE LA HISTORIA

15 de mayo, Toma de Querétaro

Una de las fechas más memorables de nuestra historia es sin duda, la Toma de Querétaro, la que aconteció el 15 de mayo de 1867.
En el informe de Escobedo a Benito Juárez, se dijo, que quedaron prisioneros todos los generales, jefes, oficiales y tropa. ¿Cuántos días había durado el sitio de Querétaro? Fueron 70 días, en los que se dieron toda clase de hechos como suele suceder cuando se pone sitio a una población. El 13 de febrero de 1867 salió Maximiliano para la ciudad de Querétaro, con 2 mil hombres.
Poco a poco fueron llegando más fuerzas a sumarse a la defensa del imperio. Llegaron Miguel Miramón, Ramón Méndez, Tomás Mejía, Leonardo Márquez. A finales de febrero, ya eran 9 mil los imperialistas.
El 6 de marzo, ya se encontraba Mariano Escobedo en las llanuras cercanas a la ciudad. Les empiezan a faltar los alimentos a los sitiados, el dinero, las municiones escasean, las fabricaban en el sótano de la iglesia de San Francisco.
Y se presenta algo terrible: la desmoralización. Es cuando Maximiliano comprende más a fondo, lo que significó su aventura, de haber querido gobernar a un país que no era el suyo. Apoyado por el gobierno francés y con el apoyo también de los conservadores y el clero, había sido presa fácil de sus ambiciones.
Napoleón retiró a los soldados franceses -ya tenía serios problemas con Prusia-, y en esa circunstancia, el gobierno de Estados Unidos apoyaba a México. Pero sobre todo, la pasión patriótica de los mexicanos prevaleció esos tres años que duró Maximiliano en nuestro país.
Leonardo Márquez no regresó a Querétaro con las tropas de reserva que protegían a la capital, y el coronel imperialista Miguel López, llegó al acuerdo con Escobedo de favorecer la entrada republicana por la parte del convento de la Cruz, cosa que sucedió la mañana del 15 de mayo.
Finalmente, Maximiliano entregó su espada a Mariano Escobedo, con lo que se acababa el Imperio.

Mostrar más
Botón volver arriba