LA CORRUPCIÓN…MATA

“La corrupción es sólo otra forma de tiranía” (Joe Biden).

Por: FerMan

La naturaleza humana es sorprendente, en tiempos de crisis se revela lo mejor de un ser humano, pero también sale a relucir lo peor. No podemos ni debemos generalizar, pues el ser humano goza de libre albedrío, lo que le permite a cada hombre elegir sus propias decisiones.
El tema de la corrupción implica precisamente utilizar ese libre albedrío, esto es, traducido a términos jurídicos, significaría la facultad de ejercer derechos y asumir obligaciones, lo que conlleva a la voluntad de actuar correctamente, conforme a lo estipulado por las leyes, o bien, apartarse de ellas y realizar conductas que transgreden el ordenamiento jurídico vigente.
Así que, tal y como lo hemos venido titulando en las publicaciones, la corrupción…mata. Sí, la corrupción mata no sólo metafóricamente sino de forma literal y lo anterior se puede corroborar con varios casos que se investigaron por la CICIG y que por motivo de actos de corrupción, mucha gente perdió la vida, un ejemplo de ello lo fue el caso “IGSS-PISA”, donde fallecieron varios pacientes que estaban diagnosticados con cáncer y que con motivo de actos de corrupción, los medicamentos fueron escasos y algunos cambiados por medicinas no aptas para aliviar dicho padecimiento, lo que originó una atención deficiente que a la postre llevó a la muerte a muchos de los pacientes.
En ese sentido podría referirme a otros casos con igual resultado, no obstante considero que para sensibilizarnos sobre la importancia del combate a la corrupción, el caso anterior es contundente. En ese contexto, la Comisión Internacional Contra la Corrupción en Guatemala fue fundamental en el combate a la corrupción e impunidad; corrupción que también se impregnó en el Sistema de Justicia, como lo revelaron, además de los casos mencionados en publicaciones anteriores, los siguientes: El proceso de selección de jueces, debería ser una garantía estructural de la independencia e imparcialidad de la judicatura, sin embargo por actos de corrupción, se vulneraron principios democráticos fundamentales, así como se afectó la separación de poderes y la independencia judicial.
Un ejemplo de ello lo fue el caso denominado “Comisiones Paralelas”, donde se puso en evidencia el funcionamiento de una estructura paralela a las comisiones de postulación de los magistrados de las Cortes, integrada por abogados, magistrados y diputados, la cual fue conformada para influir en el nombramiento de las más altas autoridades del poder judicial. Del resultado de las investigaciones, se evidenció la organización de eventos y festejos, dinero pagado, promesas y entrega de beneficios a favor de algunos comisionados, con la intención de interferir en su voluntad a la hora de tomar una decisión. En este caso, fueron enviados a juicio tres personas en diciembre de 2018.
Con motivo de la corrupción, también se violentaron derechos humanos fundamentales, como lo es la vida, de personas privadas de libertad. La sustracción de reos o presuntos delincuentes de manera arbitraria por agente públicos contribuyó a la cooptación del sistema penitenciario. Varios casos de ejecuciones extrajudiciales se dieron con motivo de la corrupción imperante en el Ministerio de Gobernación de dicho país, casos que fueron púbicos y que ya fueron mencionados con anterioridad.
Lo hasta aquí mencionado, únicamente muestra una parte de los casos que fueron investigados por la CICIG y que revelaron la corrupción imperante en un Sistema de Gobierno que fue cooptado por grupos criminales o redes político-económicas ilícitas que se generaron impunidad.
“Fiat Justitiae, Pereat Mundus”.

Mostrar más
Botón volver arriba