CONCIENCIA

La revocación de mandato nos vino “como anillo al dedo”
Por FRANCISCO JAVIER VALENZUELA CASAS
Al igual que usted, soy uno de los millones de mexicanos que no alcanzo a entender cómo nuestro primer mandatario puede decir, en medio de una crisis económica, social y de salud, que la epidemia del Covid-19 “nos vino como anillo al dedo”.
En sus mañaneras lo he visto decir mentiras, tonterías seniles, payasadas, sandeces, incoherencias, pero no involucraban o justificaban la muerte de varias personas para, según él, implementar su 4ta. Transformación.
Pero es que el señor Andrés Manuel López Obrador no acaba de entender la emergencia epidemiológica en la que nos encontramos, ni siquiera por la experiencia de otros países donde han fallecido decenas de miles de personas.
Somos el país “hazme reír” del mundo por la bola de idioteces que nuestro presidente dice un día sí y otro también, que no viene al caso mencionar aquí, ya que es por todos sabido dentro y fuera del territorio mexicano.
A ver con qué cara AMLO le dice a los familiares de los muertos por este virus mortal que la pérdida de su hij@, padre, madre, herman@, abuel@, espos@, le cayó como “anillo al dedo” al actual gobierno federal.
Que la muerte de uno o cientos de mexicanos por el Coronavirus llegó justo a tiempo, cuando la actual administración federal lo requería para afianzar su fallido sistema de gobierno.
Pareciera que la “burbuja” donde vive el jefe de la nación, no le permite ver la catástrofe económica que se avecina; la caída estrepitosa del peso frente al dólar y del barril del petróleo, las pequeñas y medianas empresas rumbo a la quiebra, y México al borde de un estallido social por la falta de empleo y comida de los pobres, que son los más afectados.
Y lo único que atina decir es, que toda esta situación que vivimos y estamos a punto de sufrir viene “como anillo al dedo” a sus planes gubernamentales.
Es entonces que la única forma de explicar sus lamentables comentarios, es deducir que esta epidemia le ayuda en sus perversos fines de comunizar México, a pesar de la muerte de sus compatriotas.
Porque es lo que hacen los gobiernos seguidores de Carlos Marx y Federico Engels, vuelven a los ciudadanos más pobres, acaban con la inversión extranjera, estrangulan a los empresarios, sumen al país en una crisis económica y coartan las libertades elementales del individuo.
No es esta la primera vez que los bolcheviques quieren suplantar nuestra bandera nacional por un trapo rojo. A lo largo de la historia hay varios pasajes que no voy a mencionar en esta entrega, pero lo que si voy a señalar es que siempre existieron mexicanos valerosos dispuestos a defender nuestra patria, aun con su propia vida.
El inquilino de Palacio federal llegó al poder con las urnas, dijo lo que la gente quería escuchar, mintió vilmente a todos los ciudadanos; será también en las urnas como su partido y su gobierno fallido que tanto mal le ha hecho a este país, tendrá que irse.
2021 es estratégico para quitarle el poder del Congreso de la Unión, la mayoría de los Congresos estatales y cualquier vestigio de este “cáncer” que corroe a nuestro país desde sus entrañas.
Pero lo que debe preocupar a López Obrador es 2022, año en que vendrá la revocación de mandato, aprobada por el Senado de la República, la cual parafraseando a nuestro polémico presidente del país, vino a todos los mexicanos “como anillo al dedo”.

Mostrar más
Botón volver arriba